miércoles, 28 de mayo de 2008

PASEANDO HACIA "LAS CHINAS"

La lluvia no nos impidió ésta vez salir hacia "Las Chinas "
Mochila a la espalda con el pequeño bocata, el agua y el zumito,y con los ojos bien abiertos, como aventureros que somos, exploradores y curiosos, nos disponemos a observar, tocar, oler, sentir... y preguntarlo todo, todo.
La salida hacia la aldea de "Las Chinas" es la escusa perfecta para reencontrarnos con la calleja, nuestra calleja, mágico camino, que nos regala sus tesoros: huellas, hojas, flores, insectos, piedras,(hasta una piel de serpiente y un trozo de panal hemos llegado a recoger)
Pero también nos llama la atención la basura que encontramos por el camino y que nos hace avergonzarnos de aquellos que no saben respetar nuestro medio...
Una vez más,nos reencontramos con el "escalón de los cuentos" un lugar de parada obligatoria, donde siempre hay un cuento para contar o un teatrillo que dramatizar.
Y no podemos ya pasar por el gran nogal, sin acercarnos a él para abrazarlo, por que sabemos que los árboles nos trasmiten toda su energía.
El paso por el cementerio nos recuerda a aquellos que nos dejaron y al recordarlos, lanzamos un beso al aire con la seguridad de que les llegará nuestro cariño.
Recogemos aquello que nos llama la atención, hacemos fotografías y leemos carteles, contamos, discriminamos, medimos, clasificamos...¡cuanto se aprende en este caminito hacia Las Chinas¡
Esta vez hemos ido a visitar la casa de Chari, que amablemente nos enseñó. Vimos su piscina, su estanque, su perro y allí descansamos y comimos el bocata. Gracias Chari.
¡Cómo nos gusta pasear hacia Las Chinas...¡
BubbleShare: Share photos - Powered by BubbleShare